Una parte del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid fueron los protagonistas de este encargo realizado por las empresas Inmoraf Gestión S.L. y Domus Nabuco S.L.

El objetivo era realizar un reportaje fotográfico que sirviese para un ilustrar un calendario. Finalmente tuvo dos versiones, en color y blanco y negro, con diferentes imágenes.

El trabajo se realizó junto al excelente fotógrafo Manuel R. Barreiro.

Durante su comercialización se produjo el terremoto de Haití (12 de enero de 2010), y desde ese momento los beneficios se destinaron para ayudar a las víctimas del desastre.